martes, 6 de febrero de 2007

¿Mel Gibson está de la olla?

Evidentemente si, otra pregunta.

Resulta que en su última película, si, esa grabada en Maya auténtico sólo por poder masturbarse pensando en lo chachipiruli que es, nuestro amigo Mel ha metido a Wally entre las escenas. Al principio lo había oido pero no daba crédito, así que le he pedido a un amigo que tenía una copia ilegal (no pirateeis, id al cine) que me mostrase la imagen y ¡cáspita! era verdad. Aquí teneis la imagen:





los pelos como escarpias ante tal despliegue de absurdez. Os juro que la imagen es real, aquí hay un video deo youtube donde se puede ver (antes que lo censuren, como siempre).




Jefe, los pepinillos estaban en vinagre o en lejía pura!?!?!?!

2 comentarios:

Don Pantuflo dijo...

Madre mia, lo que hay que ver!

Este hombre, desde luego... es especial. Una cosilla, el "Wally" no se os da un aire asi como español? Vamos, del mismo Lavapiés si me apuras. Que cosas.

Muy buen trabajo de investigación, señores.

Sigan así!!

Una de bravas dijo...

El Wally que han cogido tiene una cara de desidia absoluta que tira para atrás. Le falta un porrito en los labios y una mahou en la mano, que cutrez de Wally.

Han matado al mito de Wally y "Señor gordo rascándose el culo" que tantas visuales dejó a la virulé.

A seguir bien.